Que crezca la leche y brote del cazo.





domingo, 30 de marzo de 2008

A luz

Le arrebataron su brillo y le mordieron el alma
Le rociaron con una luz pegajosa,
susurraron sucios intentos de verso en su espalda
y le apalearon con miradas de agria ignorancia.

Le vistieron de desprecio y amargura
Le corneaban las dudas y la esperanza inútil,
y en fusil de hielo la consumio despacio.

Sólo la envenenaron, pero con el peor de los veneno

1 comentario:

Daniel Sama dijo...

Interesante... todavía estoy procesandolo, pero me gusta ^^